CORONAVIRUS EN LA INDUSTRIA ALIMENTICIA
¿Qué es el coronavirus?

El nuevo coronavirus de 2019 se llama ahora coronavirus-2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), mientras que la enfermedad asociada con él se conoce como COVID-19. El SARS-CoV-2, se identificó en China a fines de 2019 y es una nueva cepa de coronavirus que no se había identificado previamente en humanos. 

El Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins informa que hay 81,322 casos confirmados de Covid-19 (Coronavirus) en todo el mundo y aproximadamente 2,770 muertes confirmadas por la enfermedad

 
 

¿De dónde vienen los coronavirus?

Los coronavirus son virus que circulan entre los animales, pero también se sabe que algunos de ellos afectan a los humanos. Después de infectar a los animales, eventualmente pueden transmitirse a los humanos. Se sabe que la fuente de los coronavirus son una amplia gama de animales. Por ejemplo, el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) se originó en camellos y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) se originó en gatos de civeta.

La Agencia Europea de seguridad Alimentaria (EFSA) no se ha implicado en la respuesta al nuevo brote de coronavirus en China, ya que los alimentos no han sido identificados como una posible fuente o ruta de transmisión del virus.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado para prevenir la propagación de la infección cocinar bien la carne y los huevos. La carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con cuidado para evitar la contaminación trasversal con alimentos crudos.

¿Cómo afecta al mercado de alimentos?

El coronavirus está afectando a la industria alimentaria en varias partes del mundo, en un intento por prevenir la propagación del virus entre empleados y clientes en China, McDonald’s y Starbucks fueron de las primeras compañías en anunciar cierres temporales en enero.

En China, la industria del vino y los restaurantes están devastados. Muchos restaurantes en las principales ciudades como Shanghai, Macao, Guangzhou y Hong Kong recibieron la orden de cerrar por completo durante tres semanas.

 Meituan, un importante proveedor de entregas en China, ha visto un aumento en el servicio de entrega de comestibles. El número de pedidos de comestibles realizados durante las dos semanas en que se recopilaron los datos aumentó cuatro veces durante el mismo período del año pasado. Máscaras, esterilizadores, verduras, carne y fruta fueron los artículos más ordenados.

Los estantes de los supermercados en algunas ciudades italianas se vaciaron a medida que la crisis de coronavirus crece. El gobierno italiano ha puesto en cuarentena 11 ciudades en el norte de Italia. En Milán, los bares deben cerrar a las 6 p.m.

Mondelēz reportó las ventas más bajas de bocadillos y dulces durante el año nuevo chino, lo cual se atribuye a que muchas de las tiendas no han reabierto a pesar de que los envíos a los minoristas se han reanudado.

Por su parte, Danone estima que el coronavirus reduzca 109 millones de dólares en ventas en el primer trimestre, principalmente en su negocio de agua embotellada en China.

3 principales preocupaciones para la industria

1.  La cadena de suministro: Si el negocio se basa en productos, ingredientes o suministros de China, puede verse afectado por los proveedores, los trabajadores y las redes de logística. Las fábricas Chinas enfrentan una multitud de desafíos sin precedentes, ya que los esfuerzos de contención de coronavirus obstaculizan los esfuerzos de las fábricas para reabrir. Esto puede causar escasez en la industria alimentaria y abastecimiento de lugares poco confiables.

2. ¿Infectarse a través de la comida? Aunque no hay evidencia y es poco probable que el virus se transmita a través de alimentos contaminados o productos importados, la FDA señala que es posible que una persona pueda obtener COVID-19 tocando una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos, pero no se cree que esta sea la forma principal en que el virus se propaga.

3. Viajes a China: Si por viajes laborales se ha visitado China o se ha infectado con coronavirus, se debe ser proactivo y seguir los consejos del departamento de salud local para controlar la propagación.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos prestan especial atención a los posibles desafíos que el virus podría presentar. El organismo está  consciente de que el brote probablemente afectará la cadena de suministro del producto, incluidas las posibles interrupciones a los proveedores.

Si bien la FDA no puede realizar inspecciones en China en este momento, esto no está obstaculizando los esfuerzos para monitorear productos médicos y funcionarios de seguridad alimentaria. 

3 Tips básicos para tener en cuenta en el sector HORECA en la era COVID y POSTCOVID